Infovet :
Síndrome de dilatación-vólvulo gástrico.

-
Autor
Irene Ferrero - Especialista medicina interna en Madrid
Email de contacto: contactar@ireneferrero.es
Página web: www.ireneferrero.es/especialidad_veterinaria_madrid_medicina_interna.php
3

Descripción: Síndrome de dilatación-vólvulo gástrico

El síndrome de Dilatación-Torsión Gástrica es uno de los motivos de consulta más frecuente en medicina de urgencias en el caso de los perros, especialmente si son de raza grande. Podemos encontrar únicamente dilatación de estómago, o en casos más graves ésta progresa a torsión o vólvulo. Es frecuente que tenga lugar por la noche o de madrugada y necesitaremos un centro de urgencias cercano y completamente equipado para acudir de inmediato.

¿Por qué se produce?

La dilatación se produce cuando hay aire, líquido y/o comida que se acumula en el estómago por fallo de los mecanismos encargados del vaciado gástrico. Si además de la dilatación se produce una rotación del estómago respecto a su eje hablamos de torsión gástrica. En ocasiones también rota el bazo y se produce torsión esplénica.

La causa de esta patología es desconocida, pero existen una serie de factores que se consideran predisponentes y que debemos evitar en la medida de lo posible:

  • Perros que beben grandes cantidades de agua.
  • Perros que comen una sola vez al día.
  • Perros que se dan un atracón de comida.
  • Ejercicio intenso después de comer.
  • Raza.
  • Edad.

Es frecuente en perros de razas grandes y gigantes, de tórax profundo, como el Pastor Alemán, Labrador Retriever, San Bernardo, Gran Danés, Bóxer, Weimaraner, Rottweiler, Mastín, Dogo Alemán, Setter, Shar-Pei, Basset Hound, etc. Todas las razas pueden padecerlo, también las pequeñas. El riesgo aumenta con la edad, aunque también puede darse en perros jóvenes.

¿Qué síntomas pueden aparecer?

  • Distensión abdominal progresiva.
  • Timpanismo abdominal progresivo. Si se golpea la zona con los dedos suena como un tambor.
  • Náuseas, arcadas, babeo.
  • El perro intenta vomitar pero no puede.
  • Malestar generalizado. Nerviosismo. Debilidad.
  • Estado de shock. Taquicardia, arritmias, pulso débil, mucosas pálidas, dificultad para respirar.
  • Colapso y muerte.

*No es necesario que se cumplan todos los puntos. Podemos encontrar perros que sólo tienen el abdomen hinchado y otros que sólo presentan arcadas improductivas. Es frecuente que se den varios síntomas en el mismo paciente, especialmente si la reacción progresa. 

¿Qué hago?

Dilatación-Torsión de estómago en el perro-¿Qué hago?

Si nos encontramos ante esta situación es importante no perder tiempo y acudir al veterinario de inmediato. Si nuestro veterinario habitual está cerrado debemos buscar un centro de urgencias cercano y completamente equipado. Estamos ante una emergencia médico-quirúrgica y el pronóstico es de reservado a muy grave.

¿Qué NO debo hacer?

  • No esperar a que mi veterinario abra al día siguiente
  • No esperar a que se le pase solo
  • No estresar al perro ni obligarle a moverse

¿Cómo se diagnostica?

Dilatación-Torsión de estómago en el perro-¿Cómo se diagnostica?

Los signos clínicos y la exploración del perro harán sospechar al veterinario del Síndrome de Dilatación-Torsión Gástrica. Para confirmar las sospechas necesitará hacer radiografías de abdomen, es las que se observa el estómago dilatado lleno de gas en posición normal (dilatación) o en posición anormal con el signo de doble burbuja (torsión). En ocasiones se puede observar el estómago dilatado lleno de contenido alimenticio en perros que han comido demasiado. 

¿En qué consiste el tratamiento?

Dilatación-Torsión de estómago en el perro-¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento es quirúrgico. El tratamiento médico se centra en la estabilización inicial del paciente.  Se colocan catéteres para la administración de fluidos y medicación de urgencias (fármacos antiarrítmicos, antibióticos, protectores de estómago, analgésicos, plasma, etc.), y para obtener muestras de sangre. Se procede después a la descompresión del estómago. Se debe monitorizar el electrocardiograma del paciente y la presión arterial, y se realiza una analítica de sangre completa.

Una vez estabilizado el paciente será necesaria la cirugía de urgencias bajo anestesia general, con lavado gástrico, descompresión y recolocación del estómago, y gastropexia preventiva. Si también hay torsión de bazo se realiza una esplenectomía.  En ocasiones puede haber necrosis de la pared del estómago y se hará una invaginación de la zona alterada.  

El paciente debe quedar hospitalizado y será monitorizado en cuidados intensivos, con sueroterapia y medicación hasta su recuperación. Se le ofrecerá agua y después dieta blanda hasta el alta, una vez tolere la alimentación. 

Palabras Clave:

dilatación-torsión, médico-quirúrgica, esplenectomía, alimentación, estabilización, antiarrítmicos, administración, recuperación, descompresión, recolocación, estómago, veterinario, paciente, urgencias, perro, torsión, ,