Infovet :
Hipoglucemias en el perro.

-
Autor
Irene Ferrero - Especialista medicina interna en Madrid
Email de contacto: contactar@ireneferrero.es
Página web: www.ireneferrero.es/especialidad_veterinaria_madrid_medicina_interna.php
3

Descripción: Hipoglucemias en el perro

La Hipoglucemia es el término médico que utilizamos para designar unos niveles bajos de glucosa en la sangre. La glucosa es una de las principales fuentes de energía del organismo. Si no hay una cantidad adecuada de glucosa en sangre, no se obtiene la suficiente energía y puede llegar a poner en peligro la vida del animal. Es frecuente en cachorros y en perros diabéticos tratados con insulina.

¿Por qué se produce?

La hipoglucemia no es una enfermedad como tal, sino el reflejo de un problema subyacente. Existen varias causas que pueden provocar que la glucosa descienda hasta niveles peligrosamente bajos. Podemos agruparlas en:

  • Causas que aumentan la utilización de glucosa. Por sobredosis de insulina en animales diabéticos, insulinoma, neoplasia de páncreas exocrino, intoxicación por ingestión de medicamentos hipoglucemiantes, sepsis, etc. También en casos de hipoglucemia juvenil típico de razas Toy, y tras una actividad física importante en la que hay un alto consumo de glucosa, como puede ocurrir en perros cazadores o en hembras durante el parto.
  • Causas que disminuyen la producción de glucosa. Por enfermedad hepática, desnutrición, malabsorción intestinal, shunt portosistémico, enfermedad de Addison, etc. 

¿Qué síntomas pueden aparecer?

Los signos clínicos suelen aparecen cuando los niveles de glucosa en sangre bajan de los 60 mg/dl.

  • Aumento del apetito
  • Disminución o pérdida de apetito
  • Déficits visuales
  • Desorientación, incoordinación, confusión
  • Ansiedad, nervosismo
  • Taquicardia
  • Debilidad, letargo
  • Pérdida de consciencia
  • Temblores
  • Convulsiones

*No es necesario que se cumplan todos los puntos. Podemos encontrar perros que sólo están desorientados y otros que convulsionan, según la severidad de la hipoglucemia. También pueden darse varios síntomas en el mismo paciente. 

¿Qué hago?

Bajadas de glucosa en el perro-¿Qué hago?

La hipoglucemia es una afección grave y debe ser tratada rápida y apropiadamente. La única fuente de energía del cerebro es la glucosa y si no se trata a tiempo se pueden producir daños irreparables, e incluso puede llevar a la muerte del animal.

Si sospechamos que nuestro perro está sufriendo un episodio de hipoglucemia debemos acudir de inmediato al veterinario. Si nuestro veterinario habitual está cerrado debemos buscar un centro de urgencias cercano. Mientras, tomaremos medidas rápidas para intentar estabilizarlo, como ofrecer comida si está en condiciones de tragar, o administrar en las encías con cuidado azúcar, miel o leche condensada. Aunque hayamos sido capaces de tratar la crisis de nuestro perro en casa, debemos acudir al veterinario para que continúe con el tratamiento hospitalario y haga las pruebas necesarias. El pronóstico de la hipoglucemia dependerá de la causa que la produce. 

¿Qué NO debo hacer?

  • No esperar a que se le pase sin hacer nada
  • No esperar a que mi veterinario abra al día siguiente
  • No obligar a comer a perros que no pueden deglutir o están inconscientes
  • No medicar NUNCA sin control veterinario

¿En qué consiste el tratamiento?

Bajadas de glucosa en el perro-¿En qué consiste el tratamiento?

El objetivo del tratamiento es administrar el suplemento adecuado de glucosa y determinar la causa subyacente.

La glucosa se administra vía intravenosa a partir de sueros suplementados con las cantidades adecuadas de dextrosa, que varían en función de los niveles de glucosa en sangre de cada paciente. La suplementación será necesaria hasta que el perro sea capaz de comer y de mantener una glucemia adecuada por sí mismo. Según la causa que haya provocado el cuadro de hipoglucemia, puede ser necesario administrar ciertos medicamentos como glucacón, diazóxido o corticoesteroides, entre otros.

Es muy importante averiguar la causa de la hipoglucemia. Para ello, el veterinario hará pruebas complementarias, normalmente analíticas de sangre, de orina y de heces, y en ocasiones puede necesitar una ecografía de abdomen o pruebas hormonales. Suele ser necesaria la hospitalización del paciente. Durante el ingreso, estará monitorizado y se harán controles de glucosa individualizados. 

Palabras Clave:

individualizados, hospitalización, suplementación, pronóstico, corticoesteroides, analíticas, ecografía, diazóxido, glucacón, glucosa, veterinario, hipoglucemia, causa, administrar, pruebas, niveles, sangre, perro, ,