Infovet :
Fallo renal agudo en el perro.

-
Autor
InfoVet - Portal veterinario
Email de contacto: info@infovet.es
Página web: www.infovet.es
3_5

Descripción: Fallo renal agudo en el perro

Uno de los motivos de consulta relativamente frecuentes en medicina de urgencias es el fallo renal agudo. Se produce una disminución repentina y severa de la función renal hasta provocar una azotemia y un desequilibrio hidroelectrolítico. Es una enfermedad de aparición aguda muy grave en la que el tiempo de actuación es vital para la recuperación del paciente. Puede ser reversible, mortal, o conducir a una enfermedad renal crónica.

¿Por qué se produce?

La sangre no se filtra correctamente de forma que los productos de desecho no son eliminados con la orina y las sustancias tóxicas se acumulan en sangre, provocando un síndrome de toxicidad multisistémica.  

En los perros las causas más frecuentes de fallo renal agudo se deben a lesiones isquémicas y tóxicas. Puede suceder también en perros que sufren una enfermedad renal crónica; se descompensan y desarrollan el cuadro agudo.

  • Azotemia prerenal
    • Deshidratación
    • Hipotensión
  • Isquemia renal
  • Sustancias nefrotóxicas
    • Ciertos medicamentos de los grupos antiinflamatorios no esteroideos, antibióticos, antifúngicos, antivirales, quimioterapia, etc.
    • Ciertos alimentos como uvas y pasas
    • Metales pesados
    • Etilenglicol, pesticidas, herbicidas
  • Enfermedad renal primaria
    • Glomerulopatía por Leptospirosis, Leishmaniosis, amiloidosis renal
    • Pielonefritis
    • Autoinmune
    • Neoplasia
  • Azotemia postrenal
    • Obstrucción urinaria
    • Uroabdomen
    • Traumatismos
    • Enfermedades neurológicas
  • Enfermedad sistémica
    • Sepsis
    • Anemia hemolítica
    • Fallo cardiaco
    • Hipercalcemia

¿Qué síntomas pueden aparecer?

  • Pérdida de apetito
  • Depresión, letargia
  • Aliento urémico (amoniacal), úlceras orales
  • Vómito con posos de café, diarrea o melena
  • Dolor abdominal
  • Riñón inflamado a la palpación, puede resultar doloroso
  • Deshidratación con oliguria o anuria, en ocasiones poliuria
  • Encefalopatía urémica, estupor, coma
  • Hipertensión, hemorragia o desprendimiento de retina

* Los signos clínicos se deben al síndrome de toxicidad multisistémica, que afecta a la mayoría de los órganos. No es necesario que se cumplan todos los puntos. Los síntomas se agravan a medida que la enfermedad progresa. 

¿Qué hago?

Enfermedad renal aguda en el perro-¿Qué hago?

En el caso de que nuestro perro presente estos signos de enfermedad sospecharemos de un problema renal. Es muy importante no perder tiempo y acudir al veterinario de inmediato. Si nuestro veterinario habitual está cerrado debemos buscar un centro de urgencias cercano con zona de hospitalización y laboratorio propio. Estamos ante una emergencia y cuanto antes se instaure el tratamiento más posibilidades tendrá de sobrevivir y menores serán las secuelas.

El pronóstico suele ser reservado y la mortalidad relativamente alta, en torno al 40%. En aquellos pacientes que no producen orina el pronóstico es malo. Existen una serie de factores a tener en cuenta como la causa del fallo renal, la presencia de otras enfermedades, la severidad de la azotemia, etc. Necesitan ser ingresados en cuidados intensivos. 

¿Qué NO debo hacer?

  • No esperar a que mi veterinario abra al día siguiente
  • No medicar NUNCA sin control veterinario
  • No experimentar con las dietas
  • No esperar a que se le pase sin hacer nada

¿En qué consiste el tratamiento?

Enfermedad renal aguda en el perro-¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento depende de cada caso y se aplica de forma individualizada. El veterinario hará una exploración física y pedirá análisis de sangre y de orina, con especial atención al hemograma, electrolitos, urea, creatinina, fósforo, calcio y densidad urinaria. También es conveniente hacer radiografías de abdomen y una ecografía para valorar el sistema urinario. En nuestra zona se testan siempre de Leishmaniosis.

El fallo renal agudo supone un riesgo para la vida del animal y necesita acción veterinaria inmediata y un tratamiento agresivo. La sueroterapia es fundamental para corregir el desequilibrio hidroelectrolítico y forzar la diuresis. El paciente debe ser hospitalizado y monitorizado de forma estricta durante toda la estancia en cuidados intensivos. Puede ser necesaria la administración de diuréticos, antieméticos, protectores gástricos, analgésicos, quelantes del fósforo, antihipertensivos, etc. Necesitan soporte nutricional, incluso se pueden poner sondas de alimentación. Se suele colocar una sonda urinaria para medir la cantidad de orina que produce el paciente.

Es importante determinar la causa y descartar la presencia de obstrucciones urinarias o uroabdomen. Si se sospecha de una intoxicación se procede a la descontaminación y administración de antídotos si los hubiera. Se aplicarán tratamientos específicos en el caso de diagnosticar la enfermedad de base. En algunos casos puede ser necesaria la cirugía.

Palabras Clave:

hidroelectrolítico, descontaminación, multisistémica, hospitalización, glomerulopatía, deshidratación, administración, encefalopatía, renal, enfermedad, veterinario, orina, azotemia, tratamiento, fallo, forma, sangre, ,