Infovet :
Fallo cardiaco congestivo en el gato.

-
Autor
InfoVet - Portal veterinario
Email de contacto: info@infovet.es
Página web: www.infovet.es
3

Descripción: Fallo cardiaco congestivo en el gato

En el fallo cardiaco el corazón es incapaz de entregar la suficiente sangre a los tejidos para satisfacer sus demandas. Los síntomas suelen aparecer asociados a la retención de líquidos, de ahí que hablemos de fallo cardiaco congestivo. En los gatos se puede confundir con problemas respiratorios ya que la disnea es el signo clínico predominante. Es una enfermedad que no tiene cura pero sí tratamiento y requiere la visita al veterinario cuanto antes. Si se descompensa pone en grave peligro la vida del animal.

¿Por qué se produce?

Insuficiencia cardiaca congestiva en el gato -¿Por qué se produce?

En los gatos la causa más frecuente de insuficiencia cardiaca es la cardiomiopatía hipertrófica. En esta enfermedad los ventrículos del corazón se vuelven rígidos y no se relajan adecuadamente durante la fase de diástole, impidiendo el correcto llenado del corazón. Afecta principalmente a animales adultos y de edad avanzada, aunque los gatos jóvenes también pueden padecerla. Las razas Persa, Ragdoll y Maine Coon son las más frecuentemente afectadas.

Podemos encontrar otras enfermedades cardiacas como la cardiopatía dilatada o la restrictiva, aunque son menos habituales. Las anomalías congénitas, como los defectos en las válvulas o en las paredes cardiacas, son muy poco frecuentes.

La mayoría de las cardiomiopatías felinas son primarias e idiopáticas, aunque en ocasiones el hipertiroidismo, la hipertensión y los déficits de taurina pueden estar implicados.

¿Qué síntomas pueden aparecer?

  • Letargia, debilidad, intolerancia al ejercicio
  • Inapetencia, pérdida de peso
  • Taquipnea, disnea, respiración con la boca abierta
  • Mucosas pálidas o cianóticas
  • Crepitaciones en la auscultación pulmonar
  • Edema pulmonar
  • Derrame pleural
  • Taquicardia
  • Soplo cardiaco o arritmia
  • Shock cardiogénico, pulso débil, extremidades frías
  • Tromboembolismo arterial, parálisis de extremidades posteriores
  • Muerte súbita

En el caso de los gatos los síntomas de fallo cardiaco son principalmente de tipo respiratorio. 

¿Qué hago?

Insuficiencia cardiaca congestiva en el gato -¿Qué hago?

Si notamos que nuestro gato pierde peso, se cansa más, no tolera el ejercicio ni el calor o duerme más de lo habitual, es conveniente que le llevemos al veterinario para que le realice un chequeo. Si encontramos signos clínicos más serios como dificultad respiratoria, mucosas pálidas o azuladas, respiración agitada o con la boca abierta, el gato no quiere moverse o está en estado de shock, se considera una emergencia muy grave y debemos acudir de inmediato al veterinario de urgencias. Si nuestro veterinario habitual está cerrado debemos buscar un centro de urgencias cercano y bien equipado.

El pronóstico suele ser reservado. La enfermedad no tiene cura pero una vez estabilizado, con un diagnóstico y tratamiento tempranos se puede aumentar el tiempo de supervivencia y la calidad de vida del paciente.

¿Qué NO debo hacer?

  • No estresar al gato
  • No obligarle a moverse si no quiere
  • No medicar NUNCA sin control veterinario
  • No experimentar con remedios caseros
  • No esperar a que se le pase sin hacer nada
  • No esperar a que mi veterinario abra al día siguiente

¿Cómo se diagnostica?

Insuficiencia cardiaca congestiva en el gato -¿Cómo se diagnostica?

El veterinario hará un examen físico completo al gato y tendrá en cuenta la historia, la raza, edad, el comienzo de los síntomas y su progresión. Las pruebas diagnósticas se realizarán una vez se haya estabilizado al paciente.

Se suele pedir una analítica de sangre completa con electrolitos y panel de pruebas tiroideas, y un análisis de orina. También se mide la presión arterial.

Se realizan electrocardiogramas para valorar la actividad eléctrica del corazón, radiografías de tórax para evaluar la silueta cardiaca y los campos pulmonares y ecografía cardiaca para determinar la estructura y función cardiovascular. En el caso de existir derrames o líquido libre en el organismo se deben tomar muestras para analizar. 

¿En qué consiste el tratamiento?

Insuficiencia cardiaca congestiva en el gato -¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento se aplica de forma individualizada en función del estado del paciente y de la causa primaria de enfermedad. Muchos gatos se tratan en casa con medicación oral pero no aquellos con problemas para respirar. En estos casos son ingresados en cuidados intensivos, reciben oxigenoterapia y se aplica una medicación más agresiva vía parenteral. Es frecuente que se administren tranquilizantes para disminuir la ansiedad y el estrés. También requieren de hospitalización los gatos que se presentan en shock y aquellos con signos de descompensación cardiaca y de congestión.

En cuidados intensivos se monitoriza al paciente de forma constante. El objetivo principal es reducir la acumulación anormal de fluidos y conseguir un adecuado rendimiento cardiaco. El gato se mantiene en reposo estricto mientras recibe suplementación de oxígeno, y no se somete a situaciones de estrés. Puede necesitar de sueroterapia pero seremos muy cuidadosos en cuanto al tipo de fluido, velocidad y cantidad a administrar. Podemos utilizar fármacos de los grupos diuréticos, vasodilatadores, IECAs, inotropos, antiarrítmicos, etc. Ante un derrame pleural se procede al drenaje inmediato del líquido y a su posterior análisis.

En cuanto a los pacientes que no requieren ingreso o en aquellos ya estables que se dan de alta, se tratarán en casa con una serie de medicamentos pautados por el veterinario en función de las necesidades actuales de cada gato, una dieta adecuada nutritiva y baja en sodio, y un plan de ejercicio personalizado. Todo ello permite mantener una adecuada presión arterial, alivian los signos clínicos, y aumentan la supervivencia y la calidad de vida.

La cirugía puede ser necesaria en algunos casos, por ejemplo en pacientes con defectos anatómicos congénitos del corazón.

Estos pacientes requieren controles rutinarios de por vida, ya que la enfermedad no tiene cura. En función de la evolución pueden requerir cambios en la medicación, plan de ejercicio o en el tipo de dieta restrictiva. 

Palabras Clave:

hospitalización, descompensación, cardiomiopatías, suplementación, cardiomiopatía, antiarrítmicos, hipertrófica, respiratorio, radiografías, hipertensión, electrocardiogramas, veterinario, gato, gatos, función, cardiaca, ejercicio, medicación, pacientes, requieren, enfermedad, shock, signos, ,

Últimas entradas