Infovet :
Eclampsia postparto en la perra.

-
Autor
InfoVet - Portal veterinario
Email de contacto: info@infovet.es
Página web: www.infovet.es
3

Descripción: Eclampsia postparto en la perra

La eclampsia es una enfermedad típica del puerperio que se produce por una bajada de los niveles de calcio en sangre (hipocalcemia). También la conocemos como fiebre de la leche o tetania puerperal. Se suele desarrollar en las semanas posteriores al parto, aunque en algunas ocasiones puede aparecer durante el embarazo.

¿Por qué se produce?

Generalmente se debe a un mal funcionamiento de la glándula paratiroides, encargada de regular la cantidad de calcio que se almacena en los huesos y que puede ser extraída a la sangre para ser utilizada en momentos de necesidad. Cuando la perra comienza a producir leche las demandas de calcio aumentan pero la glándula paratiroides no es capaz de reaccionar lo suficientemente rápido como para cubrir las necesidades. La falta de calcio provoca contracciones musculares y si no se trata a tiempo puede llevar a la muerte. 

Entre las causas que favorecen la aparición de la eclampsia posparto encontramos las siguientes:

  • Administración de suplementos de calcio durante el embarazo
  • Alteración en la relación calcio/fósforo en la dieta durante el embarazo
  • Alimentación inadecuada o insuficiente durante el embarazo
  • Mala condición corporal de la perra en relación al tamaño de la camada

Se ha observado que las razas Chihuahua, Pinscher miniatura, Shih-tzu, Caniche, Pomerania y Pelón mexicano tienen mayor riesgo de sufrir esta enfermedad. También están predispuestas las razas Toy y las hembras primerizas, aunque puede ocurrir en cualquier raza y a cualquier edad. Los cachorros no suelen verse afectados por la eclampsia. 

¿Qué síntomas pueden aparecer?

Los signos clínicos se hacen evidentes cuando las concentraciones de calcio en sangre descienden por debajo de los 7.5 mg/dl.

  • Comportamiento maternal deficiente
  • Inquietud, nerviosismo
  • Desorientación
  • Jadeo, gemidos
  • Vómito, diarrea
  • Marcha rígida
  • Temblores faciales
  • Temblores musculares generalizados, rigidez corporal, extensión de las extremidades, convulsiones
  • Fiebre
  • Dificultad respiratoria
  • Arritmias, taquicardia

Los síntomas suelen aparecer en los primeros 21 días tras el parto, y raramente ocurre durante la gestación. No es necesario que se cumplan todos los puntos aunque lo normal es observar varios síntomas en el mismo paciente, especialmente si la reacción progresa. 

¿Qué hago?

Hipocalcemia postparto en la perra -¿Qué hago?

Si sospechamos que nuestra perra parida recientemente presenta una eclampsia posparto es de vital importancia no perder tiempo y acudir al veterinario de inmediato. Si nuestro veterinario habitual está cerrado debemos buscar un centro de urgencias cercano. Estamos ante una emergencia y cuanto antes se instaure el tratamiento más posibilidades tendrá. Si se coge a tiempo el pronóstico suele ser favorable. En caso contrario, puede ser fatal. 

¿Qué NO debo hacer?

  • No medicar NUNCA sin control veterinario ni utilizar “remedios caseros”
  • No esperar a que mi veterinario abra al día siguiente
  • No esperar a que se le pase sin hacer nada

¿En qué consiste el tratamiento?

Hipocalcemia postparto en la perra -¿En qué consiste el tratamiento?

Esta enfermedad es muy seria y potencialmente mortal. Si se trata rápidamente en cuanto aparecen los primeros síntomas se puede llegar a controlar.

El veterinario explorará a la perra y hará una analítica de sangre completa con electrolitos. Se miden los niveles de calcio corregido en sangre y si son bajos necesitará una suplementación de calcio inmediata. También pueden aparecer bajos los niveles de glucosa y de magnesio, que habrán de ser suplementados durante el tratamiento.

Se hospitaliza a la perra para instaurar el tratamiento vía intravenosa y se monitoriza de cerca con mediciones de la presión arterial y electrocardiogramas de control, ya que la actividad eléctrica cardiaca suele estar alterada. Se controla la temperatura y se baja progresivamente. Se inyecta calcio intravenoso hasta que los niveles estén en rango. Es posible que la perra necesite suplemento oral de calcio y controles regulares de calcio en sangre una vez dada el alta.

Por regla general, la camada no debe mamar durante mínimo 24 horas o hasta que los niveles de calcio de la madre se estabilicen. Mientras, serán alimentados con leche maternizada específica de cachorros. Es habitual que sean destetados y criados con lactación artificial.

Palabras Clave:

suplementación, electrocardiogramas, rápidamente, pronóstico, necesitará, específica, progresivamente, lactación, explorará, eléctrica, calcio, perra, sangre, veterinario, niveles, tiempo, ,